Una mamá que decidió emprender

    

¡Hola! Estoy feliz de que estés aquí leyéndome. Puedes llamarme Aysha, es más fácil que Ayshamarie, que es mi nombre completo. Soy la fundadora de Jireh Bijoux, donde me desempeño como diseñadora y creadora de bisutería minimalista.

      

Lo más que me gusta de mi trabajo es inspirar y enriquecer la vida de las mujeres, ayudarlas a entender que una pieza de bisutería es para resaltar el brillo con el que nacieron. Además, me encanta inspirar momentos de felicidad, ser cómplice de celebraciones y crear piezas que cuenten historias.

Ofrezco talleres grupales e individuales para todo tipo de edades, ofrezco Bracelets Bars para cumpleaños, despedidas de soltera y actividades familiares. También administro las redes sociales de Jireh Bijoux donde comparto tips de cuidado de bisutería, ideas de cómo combinar las piezas y testimonios de clientes reales. 

 Además, soy la feliz madre de tres jóvenes extraordinarios. Ellos son mi alegría, mi mayor orgullo, mi “shot” de motivación diaria y la razón por la cual decidí emprender. 

 Amo lo que hago porque me permite crear un impacto en mujeres, que al igual que yo, buscan sentirse empoderadas y lucir hermosas a diario. Esto me permite conectar con ellas y crear una comunidad donde el respeto y la aceptación son la base.

Aunque siempre decía que quería ser psicóloga, desde pequeña traía conmigo la vena de emprendedora, ya que ayudaba a mi mamá a vender bizcochos y almuerzos en tiempos donde la situación era difícil y “había que buscar el peso por el lao”.

Pero antes de todo eso, trabajé durante cinco años en un prestigioso hotel donde fui asistente administrativa en el departamento de Housekeeping.

Me encantaba mi trabajo, no pensé que tendría que dejarlo y me veía en él a largo plazo, pero llegó un momento de muchos retos a nivel personal que me hicieron tomar la difícil decisión de renunciar y ser una “stay at home mom”. A raíz de esto y de otros asuntitos, me convertí también en mamá soltera.
Pasado el tiempo, se acabaron los ahorros y eran cada vez más los retos a nivel económico. Es ahí cuando la ansiedad empezó a crecer, subí mucho de peso en muy poco tiempo y en general, mi salud se afectó.

 

Ahí fue que toqué fondo y me di cuenta de que, si no cuidaba mi energía y mi salud mental y emocional, jamás lograría salir de aquel pozo. Entendí que solo YO podía retomar el control de mi vida y dejarles una enseñanza positiva a mis hijos.

Es ahí cuando decido regresar a estudiar y a mis 36 años, siendo la de mayor edad en mi clase, logré obtener un Grado Asociado en Administración de Empresas y me gradué con el reconocimiento de Valedictorian.

Luego de graduarme puse manos a la obra para construir la vida que soñaba, y ya con el apoyo y ayuda de mis hijos que estaban un poco más grandes, en 2018, decidí convertir mi “hobby” en un negocio y sin buscarlo encontré lo que hoy es mi pasión.

Cinco años después, aquí sigo, viviendo de lo que me apasiona, ¡CREAR!

Sin embargo, ser mamá y emprendedora viene acompañado de muchos retos.

(TO BE CONTINUED...)